miércoles, 6 de enero de 2010

Traca final de Navidad: los Reyes


Se que tengo 25 años y soy consciente de que ya voy teniendo una edad, pero confieso que esta noche me costó dormirme, estaba inquieta. No soy nada navideña, pero los Reyes me encantan y sigo teniendo la misma ilusión de una niña pequeña, creo que incluso más. A quién pretendemos engañar, a todo el mundo le encanta que le hagan regalos y el que diga lo contrario miente. También es divertidísima la búsqueda del regalo perfecto para los demás y la adrenalina de que es 5 de enero por la tarde y falta algo.
Además está esa intriga de qué será lo que te regalan, de si tus padres habrán pillado tus indirectas, el ver cómo se van acumulando regalos en el salón, hacer tus cábalas, todo es un ritual que hace bastante más entretenidas las Navidades. Sí, todas las Navidades, porque en mi casa somos de Reyes al 101%, que es la tradición (patria además). No necesitamos importar nada, además, como dice mi chico favorito (mi ahijado) “Papá Noel es un impostor”.

De todos modos, tengo que confesar que esto no siempre fue así. Cuando tenía 8 años le pedí por favor a mi madre que me contase la verdad porque esa noche lo pasaba fatal, incluso tenía que dormir con ella.
Siempre he sido muy miedosa y, llamadme rara si queréis, pero el pensar que tres desconocidos se iban a meter en mi casa con nocturnidad y alevosía, después de estar todo un año observándome, me producía bastante intranquilidad por mucho regalo que trajeran. Bueno ¿intranquilidad? Me cagaba de miedo con todas las letras. Pero pensémoslo detenidamente: tres tíos vigilan minuciosamente los movimientos de los niños y, cuando nadie les ve, se meten en sus casas para dejarles regalos, eso pasa cualquier otra noche del año y, en lugar de turrón y agua para los camellos, les dejamos una denuncia de tres pares de narices. Así que a todos los que me llamaban miedosa, les respondía diciendo que, en realidad, lo que soy es prudente. Siempre dando el coñazo con lo de “cuidado con los desconocidos” y cuando recelas y lo pones en práctica se ríen de ti. Como dice mi abuela eso es “hablar por no estar callado”.
A partir de aquel 5 de enero en el que mi madre, viendo lo mal que lo pasaba, me dijo la verdad, empecé a disfrutar realmente de los Reyes. No dejé de ir a la cabalgata y me seguí poniendo nerviosa la noche antes, y así, hasta hoy. Se que, cuando los tenga, me encantará ver la ilusión de mis hijos escribiendo la carta y sus caras al abrir sus regalos. Sólo espero que no sean tan miedosos y puñeteros como yo.

7 comentarios:

Tanais dijo...

ayyyys, me ha encantado!!! es que es verdad pero la verdad que yo de pequeña no me paraba a pensar en q eran desconocidos...como traian regalos...jejejejeje

Muy buena tu madre!!! que te lo dijo...como te evria para decirtelo el dia 5 jajajaja.

Un besote niña! y a seguir disfrutando!

BlackBetty dijo...

Me encanta... la inocencia de la fecha, me fascina.
Mira, ayer hablando con una "sobrinita" de El Hubby me dice "yo nunca he visto a los Reyes Magos", yo le conté que yo tampoco, pero que sí había visto un camello de uno de los reyes... la carita que se le puso de sorpresa fue increíble :-D

María_MC dijo...

Tanais: lo de que lo pasaba mal ahora, con el paso de los años, lo cuento como alegre chascarrillo pero con 8 años no era una risa precisamente. Ya ves desconfiaba hasta con regalos de por medio, no se me compra fácilmente jeje. besiños.

BlackBetty: a mi hablando con mi ahijado, me pasa lo mismo. Me encanta su ilusión "ains" (eso ha sido un suspiro) lo que pasa es que, por edad, no se cuánto durará más. besiños

Xose dijo...

La hija de una amiga llevaba una semana completamente muerta de miedo cada vez que oía un ruído, pensando que habían venido los reyes. Es curioso cómo a veces bajo la ilusión también hay un poco de miedo, bien se ve cuándo los llevas a ver a los Reyes y a veces te abrazan o se echan a llorar... Yo también este año lo he vivido más especial a través de mi ahijado, ay (se me cae la baba). He llegado a tu blog a través del de Tanais, y me ha encantado. Si me permites, te agrego al mío (va por invitación, a través del mail que hay en mi perfil). Un saludo muy grande

María_MC dijo...

Hola Xose! lo primero de todo bienvenido y gracias por tu comentario. Me has alegrado el día sabiendo que no soy la única persona que le tenía miedo a los Reyes. Te envié un mail a la cuenta de tu perfil para que me agregues y así de paso ya te agrego yo al mío.

1 abrazo y hasta pronto.

molinos dijo...

Hola!!
Gracias por tus comentarios en mi blog. No había tenido tiempo de pasarme por aqui. Los Reyes molan mil, yo también me pongo nerviosa y duermo regular pensando en el día siguiente. Espero que hayas tenido tanta suerte como yo.
Saludos

María_MC dijo...

Hola molinos! qué alegría tenerte por aquí. Me alegroque los Reyes se hayan portado bien contigo. Conmigo también, es que fui bastante buena ;). Bienvenida. Nos leemos.

Publicar un comentario

Ya que has leído tendrás algo que decir, digo yo.