lunes, 15 de febrero de 2010

La importancia de la estética sobre cuatro ruedas

Tengo a "alguien" muy importante que presentar. "Alguien" con el que espero compartir muchos momentos en los próximos años de mi vida: mi nuevo y flamante coche. Voilá, este es mi pequeño.



Apenas tengo recuerdos de mi abuelo paterno, es lógico teniendo en cuenta que murió cuando yo tenía cinco añitos, ahora bien, los que tengo son muy nítidos. Recuerdo que los viernes siempre íbamos todos a cenar a casa de mis abuelos, yo salía del colegio, mis padres me dejaban en su oficina y ya se encargaba él de llevarme. Jugaba por allí mientras no cerraba, me llevaba al estanco de al lado y me compraba caramelos. A pesar de lo pequeña que era, siempre pedía los mismos que él, unos mentolados que picaban un montón, pero me daba igual: si eran buenos para él, lo eran para mi y no había vuelta de hoja.
Una vez cerraba, me montaba con él en el coche (delante y sin sillita adaptada, eran otros tiempos y no estaba prohibido) y nunca íbamos directamente a su casa: siempre había una pequeña excursión previa. Durante todo el trayecto, yo llevaba apoyada mi manito en la palanca de marchas y él, para cambiarlas, lo hacía poniendo su mano sobre la mía. Cuando llegábamos a casa, decía a todos que le había ayudado a llevar el coche y que metía muy bien las marchas, en ese momento yo creo que crecía dos palmos del orgullo. Yo lo achaco a esos momentos, pero desde que tengo uso de razón, siempre he querido conducir y desde que lo puedo hacer es algo que me encanta y me relaja. El día que me saqué el carnet, fue uno de los más importantes de mi vida, el día que conduje sola por primera vez también, y ahora que tengo mi primer coche para mi solita, no quepo en mi de gozo.
Por su escasez, guardo como oro en paño todo lo que mi memoria alcanza a recordar de mi abuelo. Algo tan cotidiano como el hecho de llevar mi propio coche, tiene para mi una especial relevancia, y no puedo evitar pensar en que me habría gustado que los papeles se intercambiasen y ser yo la que le llevase de excursión a él. Eso si, ni siquiera a él le dejaría fumar dentro.
El caso es que aunque me gusta todo lo relacionado con el manejo del coche, no tengo ni idea sobre ellos. No se cuál es mejor o peor, sólo se decir cuál me gusta y cual no, estéticamente hablando. Por lo que para decidirme entre uno u otro, solicité la inestimable colaboración de mi padre, de modo que él se encargaría de la parte mecánica y yo, de la parte estética. Es decir, se puede llevar un cochazo, pero hay tener en cuenta cómo te ves tú dentro de él.
Para explicarlo, un ejemplo. En California donde todo es sol radiante y calor, un descapotable puede tener sentido. Pero en Galicia donde la lluvia no da tregua (muchas veces ni en verano) y, por lo tanto no es una compra práctica, si ves a alguien que podría ser tu padre conduciendo uno con un sólo brazo y el otro apoyado en la ventanilla, no piensas "cómo mola ese tío", automáticamente te vienen cuatro palabras a la mente: crisis de los cincuenta. Y soy consciente de que habrá quién me tache de frívola, pero esto es así. Cuando la mayoría de la gente ve un coche, no piensa en los caballos que pueda o no tener, piensa "qué bonito" o "qué feo". Del mismo modo que nos probamos 10 pantalones, camisetas, americanas... diferentes, todas ellas de la misma calidad para ver cuál nos sienta mejor, el coche podría considerarse "un complemento más". Ya de tener que comprarlo, lo primero es que sea bueno y duradero, por supuesto, pero tampoco está de más que "nos quede bien".
De este modo, aunque me gustan los coches en plan monovolumen, soy consciente de que soy una chica de 25 años soltera. Ese tipo de vehículo lo dejo para cuando sea mamá-taxi y tenga que meter sillitas adaptadas.
Mido 1,85 por lo que un Ford Ka o un Twingo, aunque también me gustan, no es una opción si pretendo en algún momento llevar a gente, echaría el asiento hacia detrás de tal forma que no sería factible llevar a nadie en el asiento tras el conductor. Os aseguro que con el mío, hice la prueba usando a mi padre que sólo mide tres dedos menos que yo, así que la di por válida.
El vehículo elegido, un Volkswagen Polo United, es un buen coche (esto me lo dijeron y me fío, repito que no tengo ni idea de coches), que espero que me dure (no es un movil, no pretendo cambiarlo cada dos años) y, creo sinceramente, que es un coche "que me pega". A nadie le extrañará ver bajar de él a alguien como yo.
Ya le he hecho algo así como 150 kilómetros en día y medio y una tarrina de 10 CDs recién grabados ya descansa en la guantera (no hay como conducir con música). He de decir, que se conduce sólo, una auténtica gozada.
El único "pero" para que mi felicidad, en cuanto al coche se refiere, fuera completa, es que me habría encantado llevar a mi abuelo a dar una vuelta, antes de ir a cenar a su casa los viernes.

17 comentarios:

Anónimo dijo...

A mi tambien me habría encantado que el abuelo me hubiera llevado en su coche pero no pudo ser ,porque tal y como lo cuentas debía ser muy divertido!!pero bueno a falta de esos momentos espero que seas tu la que lo releve y me lleves a mi a dar una vuelta!jajaa pero rapido , antes de que me saque yo el carnet q a ver si en breves ya va el practico!!jaja
buenO que a ver si nos vemos cuando acabe los examenes para tomar algo!! por cierto el de dibujo no m salio muy allá pero a ver que pasa...
te mantendré informada!!
1 besazoo y A PRESUMIR DE COCHE!!

Anónimo dijo...

como supongo que te imaginarás la del comentario anterior soy yo, tu prima
jajaja

La vecina de Tanais dijo...

Yo también tengo ese coche, pero verde con asientos beige. Cinco años, ni un solo problema, la tapicería beige impecable, cabe un montón en el maletero y me gusta, me gusta mucho y a mi gente también, va solo y consume poco. Muy buena elección

A mí también me habría gustado que mi abuelo me viese conducir, le habría hecho mucha ilusión

Me he sentido muy reflejada: un Polo y el recuerdo de un abuelo

BlackBetty dijo...

Me mataste con la última frase... qué linda, nena, que pienses en tu abuelo tras uno de tus logros. Y que te dure muuuucho el coche!

María_MC dijo...

Prima: no lo dudes nunca, el abuelo molaba mil. Cuando te conté lo del coche, ya te dije que pensases un sitio para ir a tomar algo. Yo sugiero una terracita con vistas al mar, pero tú misma, tú decides. En cuanto acabes los exámenes, y no haya ni una gota de estrés dentro de ti, lo hacemos.
Ánimo con esos exámenes! 1 besazo.

Vecina de Tanais: me hace mucha ilusión tú comentario, es que "te conocía de oídas" por así decirlo. Había leído tus comentarios en su blog y claro, es como si te conociera. Es algo así como cuando conoces a alguien y le dices "tu cara me suena"
Hoy precisamente también me dijeron lo de que consumía poco, la verdad es que el coche mola un montón. Y si por encima no da problemas más allá de las revisiones rutirarias, creo que nos vamos a llevar muy bien los dos. Y lo de mi abuelo, no disfruté muchos años de su compañía pero fueron ratos de mucha calidad, que aquí prima sobre la cantidad sin lugar a dudas.
Bienvenida a mi humilde blog, tus comentarios serán siempre bien recibidos, te pediría que no dejases de hacerlo. Como ya vi por ahí, los blogs se alimentan de los comentarios de la gente así que...a tu disposición.

BlackBetty: Dios te oiga y que me dura mucho, por lo menos hasta que tenga que comprar uno más grande para ser mamá-taxi.
Sólo me queda una abuela, pero de los otros tres, me acuerdo mucho. Aunque no creo mucho en esos temas, me gusta pensar que son "mis ángeles de la guarda". 1 besiño

nur dijo...

Sister!
Si que mola tu coche y seguro que te pega mucho.
Yo sin ser mama taxi tengo una megane scenic y el caso es que dicen que me pega mucho tambien.
consume poquísimo y tengo sitio de sobra para llevar a mi perra y tenerlo como si fuera un armario ropero jaja.
A mi no me queda ningun abuelo y realmente no puedo decir que eche de menos a los 4 ya que a los paternos no los conocí, a mi abuelo materno le tenía bastante respeto por no decir miedo, pero a mi abuela si que la echo mucho en falta.
Ya hace 13 años que no está, pero no se le olvida.
Un beso hermanita

AtHeNeA dijo...

Hola:
No te conozco (bueno, quizás un poco) pero creo que en el fondo tu y yo debemos ser muy parecidas es por eso, que te sientes identificada con mis entradas, pero de ahñi a que sean verdades como puños.... yo no diría tanto.
De todas formas son verdades absolutas para nosotras y eso basta.
Muy bueno lo de mamá-taxi y enhorabuena por la nueva adquisición.
salu2 desde isla de luz

Anónimo dijo...

lo de la terracita con vistas al mar me parece genial!!ya hablaremos entonces!!
1 besazooo

La vecina de Tanais dijo...

¿De oídas me conoces?, más bien será de leídas, jajaja. Te seguiré comentando, me ha gustado tu blog y es que ayer me sentí muy identificada

Mola mucho el Polo, que lo disfrutes, yo quería un Golf pero por aquellas me venía grande en todos los sentidos, me voy a abonar a Volkswagen.

Yo disfruté bastante más de mi abuelo, 22 años, pero no lo suficiente para que me viera aparecer con mi propio bólido.Ahora disfruta de tus dos mamás las que viven en V, son un encanto, si vienes a verlas ya nos veremos

Anónimo dijo...

Me acuerdo cuando me compré el civic y me dijiste que era importantísimo ver como quedaba yo dentro, jeje.
Muy bonito lo de tu abuelo,me ancantó todo.
Un besito

María_MC dijo...

Sister! mola que te pegue el Megane Scanic (coche que me encanta, dicho sea de paso). Tengo entendido que es un buen coche y, estéticamente hablando, (que es de lo que yo entiendo) es bonito, un gusto exquisito, si señora. Yo ya no me veo con otro que no sea mi Polo, ya no pego en ninguno más jeje ;) 1 beso, sister

AtHeNeA: toda la razón, verdades absolutas (absolutísimas) para nosotras. Y si que me siento identificada con las cosas que escribes. Pones palaras a lo que pienso. Un saludo para Isla de la Luz

Prima: cuando quieras!!!! a mi para tomar un café sabes que no hay que insistirme jeje.

Vecina de Tanais: tienes razón, nos conocemos de leídas jeje, una acertada puntualización. Me alegro que te gustase mi blog. Habrá que hacerle unos kilometrillos al Polo y lo mismo me planto allí a haceros una visitilla y a "conocernos de vista". Nunca he estado en V, así mato tres pájaros de un tiro: conozco a mis madres adoptivas, a la vecina de mis madres adoptivas y una nueva ciudad.

Anónimo: ;) ;) (guiño, guiño) como ves predico con el ejemplo y me aplico el cuento de lo que digo. Ahora la foto dentro me la tienes que hacer tú para ver como quedo. Yo creo que bien, pero mejor tener foto para confirmar. Puede sonar estúpido, pero me gusta la idea de guardar el coche en el garaje que antes fue de mi abuelo, a pesar de que sea un rollo el maniobrar para meterlo y sacarlo. Desde luego se guarda en ese aunque sea más fácil en el de arriba.
1 beso enorme.

adicto tv dijo...

Pero que de coemntarioss!! asi me gusta sabía que este blog iba a crecer, y así lo esta haciendo. Padazo de carro Maria, muy chulo. Esta tarde por fin te mande el mail semanal,;)

Amanita Faloides dijo...

¡Peazo Buga Maríííía! Ya sabemos que al chico guapo lo llevas de copiloto, vamos a ver si le hace sitio a alguno más ¿eh? Y que no se note mucho la vigilancia, que haberla, haberaa, que eso sábeo o Avó... Y digo yo ¿Dormirá en la calle a -2ª? ¿Se derretirá a 42ª en el mes de Agosto? ¿Le buscarás cuarto en Orense con calcetines y bragas de lana? Y claro, a tí el ordenador te lo pusieron nuevo, pero él lo llevará incorporado ¿no?

Anónimo dijo...

Sobrina , hacia tiempo que no leia cosas tan lindas , y hacia tiempo que no derramaba una lagrimita por mi padre , ya sabes que la abuela tiene por el momento la exclusiva de mis glandulas lacrimales! Tu fuiste la primera nieta y la que el pudo disfrutar. Tengo una foto de vosotros los dos en el jardin.Tu con un cacho regaderon mas grande que tu y el diciendote donde tienes que regar .Un beso desde Noruega

La vecina de Tanais dijo...

Qué fuerte me parece todo: ¿tu abuelo también a tí te enseñó el noble arte, porque es un arte, del riego con regadera?

María_MC dijo...

Adicto tv: ya leí mail semanal. Esta semana el mío va el viernes que estoy de curso de la empresa y mañana voy de tarde, aunque si fuerzo por la noche...depende de lo cansada que esté. Si crece, si, pero siempre recordaré que fuiste mi primer seguidor. Esas cosas no se olvidan, el primero, además hace especial ilusión.

Amanita: por ahora no hay copiloto más allá de mi bolso. El único hombre que ha sentado sus posaderas en ese asiento ha sido mi padre. Pero ahora voy a molar un montón con mi coche, fijo que va a ser un auténtico imán para los chicos ;) jeje. En cuanto a la habitación del niño: está en un parking vigilado 24 horas (para mi chico lo mejor jeje), no voy a dejar que se le derrita la pintura a 42 ºC, sería cruel jeje.

Querida tía: como le dije a mi prima/tu sobrina, el abuelo molaba mil. Si desde que no levantaba un palmo del suelo (y ahora son unos cuantos) siempre quise conducir, es en gran parte por él. Me considero una afortunada, sólo conoció a dos de sus nietos y mi hermana apenas lo recuerda, pero yo si. Disfruté de su compañía y me encanta oir a mi padre decir que alucinaba viendo lo que a mi me consentía y a vosotros ni de coña. Me queda la pena de que se me hizo muy corto. 1 beso enorme.

Vecina de tanais: mi abuelo era un experto jardinero que no sólo me enseñó a regar con regadera, sino que también me compró mi propia regadera (azul, para más señas). Otra enseñanza vital fue la de enseñarme a distinguir las ortigas de cualquier otra planta. Incluso una de las jardineras me dijo que era mía, que ese pedazo de jardín era para mí. Lo malo es que no dejó nada por escrito jeje. Pero cuando voy por la finca y veo ese trocito se que es mío, él me lo dio.
Oye: coche, abuelo y regadera hay mucho en común ¿eh?

Tanais dijo...

me ha encantado el post niña!!!! ayyyys!!! me vas a hacer "de llorar"!!

Publicar un comentario

Ya que has leído tendrás algo que decir, digo yo.