sábado, 8 de enero de 2011

Momentos de nostalgia: Ally McBeal

Probablemtente todos aquellos que estén al tanto de mis gustos en materia de televisión esperaban que comenzase el repaso a las que, en mi opinión, son grandes series que pertenecen ya a la historia de la pequeña pantalla, con otra. Es verdad, que pensé empezar con la serie de los seis amigos, pero tengo que reconocer que fue con Ally la primera vez que me di cuenta que realmente tenía una verdadera adicción con una serie y me parece justo que empiece con ella.

Maestro, música para amenizar la lectura:

Voilá:



Cuando Telecinco tuvo la feliz idea de comenzar a emitir la serie en España, corría marzo del año 1999, quedaban menos de un año para inaugurar el milenio que ahora gastamos, una servidora iba todavía al colegio (concretamente cursaba 3º de ESO) y ocupaba su tiempo libre en el conservatorio (estudié piano 9 años) y a la práctica de la natación (deporte que practiqué desde los 5 hasta los 16 ambos incuídos). Me gustaba la tele sí, pero no sabía lo que se me iba a venir encima. Es más, de aquellas había la norma en casa por la cuál mi hermana y yo no podíamos ver la tele por semana, lo que supuso que tuve que ver gran parte de la serie al dia siguiente de su emisión gracias a la existencia de un vídeo VHS en mi casa.

La serie era novedosa por varias razones: hasta entonces no había prácticamente ninguna serie (a excepción de la Doctora Quinn) cuya protagonista fuera una mujer. Es más, me atrevería a decir que Ally McBeal fue pionera en materia de shows televisivos destinados principalmente al consumo por parte del público femenino. 
También aportaba la novedad de protagonistas femeninas que no eran amas de casa dedicadas en cuerpo y alma a su familia: eran profesionales preocupadas por avanzar en sus carreras de la misma forma que lo hacían de su vida personal o por buscarse una (vida personal, se entiende).
Innovadora también, a la hora de hacernos llegar los pensamientos más profundos de la protagonista de una forma totalmente original: a través de visiones en las que se podía ver como se le salía la lengua cuando veía a una "hombre apetitoso", o nos mostraba un contenedor en el que se volcaba a la persona que quería desterrar de su vida, o el cuchillo en la espalda cuando se sentía culpable por traicionar a alguien...
Considero también una innovación el ambiente en el que se desarrolla la serie: no se trata de un bufete serio en el que se llevan casos de asesinato, robo etc, como las series de abogados al uso. Se trata de una oficina con servicio unisex en la que se aceptan todo tipo de casos cada uno de los cuáles es todavía más disparatado que el anterior (especialmente los de acoso sexual). Una firma en la que sus abogados se comportan como verdaderos adolescentes y que, cuando van a los tribunales, despliegan todo tipo de estratagemas ridículas con tal de ganar los casos.

¿Cómo se atraía al público masculino? (que aunque minoritario, también lo había). Las protagonistas eran abogadas esculturales que bien podrían estar en portadas de revistas en lugar de en los tribunales. Otro elemento que podría tacharse de machista es el afán de Ally por "encontrar marido". Su obsesión era tal que dicha búsqueda llegó a convertirse en el eje central de su vida de tal forma que regía su estado de ánimo, la forma en la que llevaba sus casos...

Como mujer que soy ¿me sentía o me siento ofendida? rotundamente NO. ¡Por el amor de Dios! es una serie, es ficción y además en tono claro de comedia. ¿Cómo me voy a sentir ofendida? Es más, esa búsqueda enfermiza de novio que, alguna gente de mi entorno de entonces calificó de humillante y degradante para la mujer, trajo consigo alguno de los momentazos más graciosos de toda la serie. ¿O no fue inolvidable la imagen de Ally vestida de dama de honor pisoteando y pasando por encima de todas las invitadas solteras de una boda con el unico objetivo de conseguir el ramo de la novia y ser, de este modo, la siguiente en casarse?

Para mí, el elemento diferencial, lo que hizo que la serie pasase de gustarme mucho a convertirse en una adicción, fue la aparición del dúo Ling-Nelle en la segunda temporada. Ver a dos personas que no se molestaban por maquillar su palabras para no herir sentimientos, mostrar su desagrado por Ally "la gran protagonista", repartir estopa a distro y siniestro entre todo el elenco portagonista, saber que eran odiadas por el resto de las chicas del bufete y no sólo no importarles sino que se dedicaban a tirarles del genio.... simplemente me encantaba. Y aún así, de vez en cuando dejaban a un lado esa máscara de damas de hielo para mostrarnos su cara amable. ¿Cómo odiarlas? Más bien las idolatraba.

Cómo olvidar la enfermiza inseguidad de Jonh Cage "Bizcochito" que se manifestaban a través del tartamudeo, el silbido nasal y la terapia sonriente. O las frivolidades, aforismos varios y teorías machistas disparatadas de Richard Fish. Podría considerarse el precursor de los 90 de las "true stories" de Barney Stinson.
Mención también merece Elaine, la cotilla secretaria de Ally, artista frustrada e inventora en sus ratos libres, entre otras cosas del famoso "sujetacaras" que le trajo algún que otro quebradero de cabeza legal. Renee la compañera de piso de Ally en cuya boca no tenía filtro de ninguna clase y soltaba lo primero que se le venía por la cabeza sin pensar en las consecuencias.
Billy, el objeto de deseo eterno de Ally (aunque soy de las que dicen que el amor de Ally fue Larry) hasta que la muerte los separó, tras pasar él por una extraña crisis de los 30 que hizo que se tiñera el pelo, fuera acompañado a todos lados por un puro ridículo y siente mujeres y que, finalmente, le acabó costando su divorcio de Georgia. Por más que intentó odiarla, Ally no fue capaz y terminó haciéndose amiga de la mujer que, a priori, debería ser su rival. Georgia era una mujer casada que se comportaba como una soltera más, pero que estaba casada únicamente para justificar el triángulo amoroso que fue eje central de la serie durante cierto tiempo.

Y no puedo acabar el post sin hacer mención de Vonda Shepard, la cuál supuso una innovación más en la serie: por primera vez la música en sí se convertía en una protagonista más de la serie, sirviendo para mostrar los estados de ánimo de la protagonista que la usa para evadirse de su vida, superar traumas etc. La música, concretamente la de Barry White, es usada por Cage y Fish para preparse para sus citas románticas, dando lugar a momentos memorables de la serie como la performance improvisada en el unisex de la canción "You´re the first, the last my everything".


Para mí, esta serie protagonizada por la abogada menudita que se plantaba a defender sus casos en el tribunal embutida en una de sus famosas minifaldas, es sencillamente inolvidable.

17 comentarios:

Adicto tv dijo...

Vaya pedazo de entrada!!! los creadores de la serie estarían orgullosos de leerla. Es verdad lo que dices, la serie innovó en muchísimos aspectos pero no me acordaba de muchos detalles de los que has escrito, por lo que he decidido que...VOY A REVISIONARLA. En cuanto acabe los exámenes me la bajo en HD y a disfrutar de una buena serie.

LiPooh dijo...

Ay, qué grande es esta serie!!! Yo la adoraba, la adoro y la adoraré siempre Me encantaba todo: sus locuras, el baby, la música y por supuestísimo, el dúo Ling-Nelle y Bizcochito.

Al leer tu entrada me han dado ganas de revisionarla. Sí, yo como AdictoTv también lo haré pero si eso en verano, para no agobiarme ahora.

Saludicos.

PD. Yo también pienso que el amor de Ally fue Larry.

martinyfelix dijo...

La tengo pendiente, pero tu artículo me anima a verla.

Maria dijo...

Aunque no con tu fidelidad, seguía esa serie y me gustaba mucho. Leer tu post ha sido como volver a verla. Recuerdo el episodio del "sujetacaras" que nombras.

¡Muy buen post!

Ricardo Miñana dijo...

Precioso post, gracias por compartir.
es un placer pasar a leerte.
que tengas un feliz fin de semana.

un abrazo.

María_MC dijo...

AdictoTv: muchas gracias, me esfuerzo mucho cuando el tema me apasiona y Ally es una de mis imprescindibles de toda la historia de la tele del mundo mundial. Yo ya la estoy revisionando, de vez en cuando cae un capitulillo, sin prisas disfrutándola y riéndome.

LiPooh: es que la serie era y es muy grande y hay que saber apreciar en ella la gran ironía de las situaciones tan absurdas que se plantean.
Somos bastantes los que pensamos que Larry fue el gran amor de Ally. Para mí Billy representaba el primer amor irrecuperable y ya se sabe, se quiere lo que no se puede tener.
Saludiños.

martinyfelix: te animo fervorosamente a que te pongas con ella.

María: muchas gracias, me alegro mucho de que gustase tanto. Si nos ponemos todos de acuerdo seguro que coincidimos en más de un momentazo de Ally, como el capítulo del sujetacaras, por ejemplo :)

Ricardo Miñana: muchas gracias, es reconfortante ver que haya gustado el post. Muy buen fin de semana para ti también (mejor dicho que tengas buena semana, dado la hora a la que nos encontramos). El placer es mía teniéndote de vez en cuando por aquí.
Un abrazo

BlackBetty dijo...

No sé por qué, pero nunca pude con Ally, nunca nunca...

María_MC dijo...

Con lo que a mí me gustó esa serie.... pero la estadística me dice que a Ally o la adoras o la odias pero no deja indiferente.

Un telespectador más dijo...

Yo me compré toda la serie hace un año o asi en Mediamarkt por 50 euros, asi que tarde o temprano la terminaré revisionandola, y mira que le tengo muchas ganas pero con tanta serie...

También fue una de las primeras series que me enganchó, adoraba a Ally por encima de todas las cosas (no entiendo como no me metí en derecho...jaja)

Saludos!

María_MC dijo...

Un telespectador más: Te confieso que yo también pensé meterme en derecho cuando empecé a ver Ally McBeal. Fue un shok y una decepción para mí, saber que en los bufetes de verdad no había unisex en el que cantar y que los casos reales son más serios.... Así que me decidí por otra cosa.
¿toda la serie por 50 euros? Eres un afortunado.

Saludos.

irmis dijo...

Claro que tengo algo que decir!!!!
cuantas mujeres nos hemos sentido identificadas... tratando de equilibrar la vida profesional con la emocional...lo mejor la musica, los artistas... los temas que abordò, por ejemplo cuando sale von jivi, sting, etc inolvidable!!!!

cristalized1520 dijo...

Pues te digo que acabo de terminar la serie ahora mismo!Y que tengo que decir, que me encanta, que me hubieran echo falta al menos 5 temporadas más para hartarme! Me encanto tu descripción! saludos :)

Frank171075 dijo...

Fue una de las mejores series que he visto

Anónimo dijo...

me encanto y aun me encanta esta serie solo ando buscando la cancion con la que murio larry osea lo enterraron un hombre nuevo en la ciudad no la encuentro y no me acuerdo de quien era

raxxell dijo...

para Anónimo:

una pregunta, cuando murió Larry?, no me acuerdo, no es que regreso a donde vive su ex para estar cerca de su hijo...?

Dyamel Scarmin dijo...

Es la mejor serie de todos los tiempos, tenia varios años sin verla y
ahora la estoy viendo de nuevo, todavía en el 2013 esta presente en mi, jajaja; y la estoy disfrutando como la primera ves.

jkvelez dijo...

Yo acabo de ver el capítulo de la muerte de Billy. Menuda llorera. Hay ciertas similitudes en The Good Wife. Se han inspirado un poquito en Ally. :)

Publicar un comentario

Ya que has leído tendrás algo que decir, digo yo.