domingo, 19 de septiembre de 2010

"How I met your mother" manteniendo vivo el espíritu de Friends

Para inaugurar la nueva sección Activa, pasiva y perifrástica TV, voy a comentar mi última adquisición en lo que a series se refiere: “How I met your mother”.

Lo hago por una razón principalmente: en el momento en el que terminé de verla, necesité otra para llenar ese ratito que dedicaba a ver la serie todos los días. Podría decirse que, tras un año y medio volvía como seriéfila, por una única razón: porque sentí la necesidad de volver. No se trataba de “estoy enganchada a tales series así que seguiré viéndolas para no perder comba”, realmente me apetece pasar un ratito al día disfrutando de la buena televisión, de las  buenas historias.
Además, gracias a Ted Mosby and company, me di cuenta de algo: en cuestión de series hay que ser individualista, lo mejor es verlas solo. Me explico. Ciertamente una de las mejores cosas de ver series es tener alguien próximo con quién poder comentarlas. Y, cuando yo comento no me quedo a medio camino. Las destripo totalmente: spoilers, teorías sobre la psicología de todos y cada uno de los personajes (¿porqué hace esto o porqué hace lo otro), porras sobre lo que pasará en el final de la temporada etc. Es genial cuando te sientas con una taza de café en la mano y hablas durante un buen rato sobre a dónde se dirige una serie en base a lo que ha pasado, estás inmersa en la ficción y no importa ni el trabajo, ni la familia, ni los datos de la crisis ni nada. Momentáneamente estás inmerso en un mundo de ficción donde nada de eso existe. Para mí es, junto con el deporte y le lectura, la mejor forma de evasión de la realidad. 


No obstante, cuando te sientas delante del ordenador o de la tele para verlas, es mejor hacerlo solo. Porque lo haces cuando realmente te apetece a ti y a nadie más. Es un rollo cuando tienes que esperar por alguien, o a ti no te apetece y tienes que verlo porque has quedado así, convirtiéndose en una obligación. Deja de ser una afición y empieza a ser aburrido. Es cien veces mejor verlo a tu bola y después comentar.

Aclarado este punto, metámonos en harina y comencemos a comentar esta maravillosa serie por el principio: ¿De qué va? Básicamente narra en clave de humor el día a día de cinco amigos en Nueva York. ¿Nos suena a algo? Exacto. Al margen de que el número de amigos es diferente, sí a priori a todos nos recuerda a Friends y tiene sentido porque es su sucesora sin duda alguna. En mi opinión dista mucho de la genialidad de Friends, pero es lo más parecido hasta la fecha y dudo mucho que consigan más. Algo como Friends, sólo sucede una única vez en la vida y ya ha pasado. Avancemos y no miremos atrás porque, por más que se intente, no se repetirá.

Volviendo al argumento: es 2030 y Ted Mosby, (Josh Radnor) les cuenta a sus dos hijos exactamente la historia que le llevó a conocer a su mujer y, por tanto, la madre de las criaturas, de ahí el título de la serie. Ingenioso ¿no?
La historia se remonta a 2005. Nuestro protagonista es un joven arquitecto muy enamoradizo, el cual necesita tener planeado cada momento de su vida, que se encuentra con que sus dos mejores amigos Marshall Eriksen (Jason Segel) y Lily Aldrin (Alyson Hannigan) deciden casarse tras nueve años de novios. Ted envidia esta situación, quiere tener una relación seria, casarse y tener hijos por lo que comienza una constante, divertida y disparatada búsqueda de su mujer perfecta. Completan el grupo de amigos Barney Stinson (Neil Patrick Harris) un soltero y mujeriego empedernido capaz de cualquier cosa por acostarse con una mujer cada noche y Robin Scherbatsky una reportera canadiense alérgica al compromiso con quién precisamente, comienza Ted su búsqueda.

Es una gran sitcom cuyo guión está lleno de genialidad y ingenio. Diálogos rápidos y cargados de gags y chistes puestos exactamente dónde tienen que estar. Nada está forzado. Atención a las teorías  e historias de Barney y a los flashbacks dentro del gran flashback que es toda la serie.
Mañana, día 20 de septiembre se estrena la 6ª temporada y hay rumores de que puede ser la última. Es más, la 5ª tuvo un bajón dentro de la progresión ascendente que estaba mostrando a los largo de las temporadas. Un bajón que apenas podía salvar alguna de las disparatadas y archifamosas teorías de Barney (hay un grupo de Facebook del que soy miembro, dicho sea de paso). Hay cierta lógica, la serie tiene un final marcado por el propio argumento inicial: Ted no puede estar eternamente buscando a la madre de sus hijos. Y esto es la principal y más importante diferencia con Friends: la serie podría haber estado en antena 10 años más de forma totalmente justificada.
Ahora, podría hacer un análisis pormenorizado de todas las temporadas y de cada uno de los personajes. Tiradme de los dedos y os juro que teclearé. Pero de verdad que es mejor que aquellos que no la han visto la descubran por sí mismos. La recomiendo muy mucho, sobre todo para aquellos que quieran evadirse a través de carcajadas a mandíbula batiente.

Enlaces de interés:

Web oficial de la serie: aquí.
Blog de Barney: aquí

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola! casualmente estoy viendo la serie y estoy completamente de acuerdo contigo. Mi hermana me está pasasndo las temporadas y aunque empecé hace un par de semanas ya estoy terminando la cuarta. Nunca será como Friends (por favor, inclinemos la cabeza en señal de repeto) pero las primeras temporadas hicieron que me riese como sólo los seis amigos lo conseguían. La cuarta está siendo más floja, pero una vez enganchado la curiosidad por saber cómo terminan los personajes me obliga a continuar.
Gran publicación, enhorabuena!!
PD: xanadú

Mi bici y yo dijo...

Todo el mundo está enganchadísimo a esas series, a mí con el face, el blog, el curro, las cosas del hogar y la vida licenciosa me faltan horas en la semana. Seguro que me encantarían, pero ni me acerco a series yonkis porque es lo que le faltaba a mi noctambulismo

Besos, sobri

Tanais dijo...

Yo la he empezado a ver hace poco y me está gustando! una cosa más que compartimos ;)

AtHeNeA dijo...

La verdad es que me gustaria verla pero no tengo tiempo, estoy saturada, como has podido comprobar hasta estoy alejada de este mundillo.
un abrazo

María_MC dijo...

Anónimo: me alegra que te guste, muchas gracias. Dado tu historial (muy compartido conmigo, de hecho), sabía que te encantaría la serie. La verdad estoy deseando ponernos al mismo nivel para destriparla y elaborar las teorías más enrevesadas y disparatadas (siempre desde el rigor ¿eh?)

P.D. 10/4

Mi bici y yo: aléjate del series yonkis, entonces por lo menos con esta serie porque crea adicción. Avisada quedas. Besiños, tita.

Tanais: me alegro de que te guste. Gracias a ella, he vuelto a creer en las sitcom. ;)

AtHeNeA: en cuanto tengas tiempo y quieras echarte unas risas, ya sabes. Otro abrazo para tí.

Adicto tv dijo...

La serie me gusta, solo he visto la primera temporada, pero mañana me pongo con la segunda, cuando tengas tiempo me avisas que tengo muchas en cola para recomendarte. No se si te lo he dicho ya en otro comentario, pero yo tuve esta plantilla en algún momento de la vida del blog=)

BlackBetty dijo...

AMO HOW I MET YOUR MOTHER!!! Voy empezando la segunda temporada y me parece genial. De acuerdo con "Anónimo", hay que inclinar la cabeza en señal de respeto, pero mola mucho.

Nebulina dijo...

A mí me encanta, aunque sí que es cierto que la última bajó un poco de calidad (manteniéndose en"buena" en lugar de "muy buena" gracias a Barney)
Un beso!

Susana Hernández dijo...

Una gran serie con la que he pasado muy buenos ratos. La veíamos mientras tomábamos café después de comer. El segundo mejor momento del día.

Un saludo!

María_MC dijo...

Adicto TV: ya sabes lo que se dice: "Las grandes mentes piensan igual" y no seré yo la que contradiga la sabiduría popular.
En cuanto tenga tiempo, sé perfectamente a quién acudir. En este tema te tengo muy presente jeje

BlackBetty: Anónimo agradece mucho tu comentario, que lo sepas. Es una gran serie.
¿Segunda temporada? te quedan por ver tantos grandes momentos por primera vez, que me das envidia.

Nebulina: no somos las únicas que lo decimos, desde luego. A ver si en la 6ª remontan, aunque ya he visto el primer capítulo y no sé yo...
1 besiño.

Susana:yo también la solía ver con el café de después de comer. Sobretodo durante las vacaciones de verano, en esas horas en las que todavía es muy temprano para ir a la playa.
Saludos!

Publicar un comentario

Ya que has leído tendrás algo que decir, digo yo.